ÑOQUI - Cocina Italiana hecha por una canaria

BUSCAR
Vaya al Contenido

Menu Principal:

ÑOQUI

LA PASTA


Los ñoquis (gnocchi) son una de las preparaciones más conocidas en todo el mundo ya que constituyen un plato muy simple y sustancioso que se adapta a cada tipo de condimento.
Plato de orígenes antiquísimos, los ñoquis, pueden ser preparados con harinas diferentes: harina de trigo, de arroz, de sémola, con patatas, pan seco, tubérculos u hortalizas varias.
De seguro, al día de hoy como en la antigüedad, la variedad más difusa y estimada son los ñoquis de patatas, aunque existen tanto otras variedades: de sémola, con harina de maíz y otros ingredientes con base en la tradición local.
Podemos definir los ñoquis como pequeños trozos de amasijo, generalmente de forma redondeada, que son hervidos en agua o caldo y luego condimentados con salsas varias.
Los orígenes de los ñoquis son investigado en el período en que las patatas procedentes del continente americano, fueron importadas en Europa.
En aquel tiempo, ya existieron algunas variedades de ñoquis que se podían encontrar sobre todo en Lombardía y fueron amasados con miga de pan, leche y almendras picadas, llamados zanzarelli.
En el Seiscientos en cambio, la receta original padeció de las variaciones sea en la composición de los ingredientes, sea en el nombre: tomaron en efecto el nombre de malechos y en lugar de las almendras y del pan fue añadida harina, agua y huevos.
En todo caso en cambio, por cada variedad de ñoquis existieron muchas tipologías coloradas realizadas con el empleo de ingredientes particulares que determinaron precisamente la coloración: por ejemplo, si amasaran con acelgas y espinacas, los ñoquis asumieron una característica coloración verde mientras, con la añadidura de la calabaza, el color se puso amarillo.
A partir del 1880, los ñoquis de patatas iniciaron a difundirse a gotas de aceite y poco a poco todas las otras variedades desaparecieron.



INGREDIENTES

300gr de harina, 1kg de papas, sal, 1 huevo








PREPARACIÓN




Preparar las papas: las lavas y, sin pelarle, ponlas en una olla con del agua salada y las guisas . Todavía en calientes, las pelas, la escachas ( usa un escachapapas te añado foto) y le pones sobre una zona de trabajo bien enharinado.




Añades una pizca de sal, la harina y amasas todo hasta a conseguir un compuesto compacto pero al mismo tiempo blando. A este punto añades un huevo y continuas amasando hasta a conseguir un amasijo sin grumos y compacto.




Divides el amasijo en muchos filones del espesor de 2-3 centímetros e inicias a cortar los ñoquis reponiéndolos sobre una superficie o una bandeja enharinada.

Para acabar, practicas las características renglonaduras de los ñoquis haciendo resbalar cada ñoqui sobre el tenedor y presionándolo un poco , pero no mucho.
Dejas descansar los ñoquis por 15 minutos, luego los guisas en una olla bastante grande con el agua salada y los escurres cuando suban a flote ( esto es mas o menos un minuto que tardan en subir). Preparas la salsa que más te gusta y condimentas los ñoquis.

Consejo: utilizar las papas blancas que sean bastante harinosa. También los ñoquis puede ser preparados de diversos colores, simplemente añadiendo algún ingrediente como por ejemplo una cucharada de salsa de tomate obtienes ñoquis rojos,  con la misma conatidad de espinacas guisadas  y bien escurridas obtendrías ñoquis verdes, con la tinta de las sepia obtendrías ñoquis negros (esta ultima solo si condimentas los ñoquis con una salsa de pescado).

No te olvides
los ñoquis fresco se guisan durante 4 minutos, cuando están hechos, flotan en la
superficie del agua, ahora los vas recogiendo con una espumadera, los escurres bien del agua y lo pones en el plato, o en la salsa
…..


Imprimir

 
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal